Cómo adelgazar fácil acelerando el metabolismo: las claves

El metabolismo no es más que la energía que el cuerpo necesita para rendir en las actividades más básicas, aprende a 'controlarlo' y mantén tu peso a raya.

Kourtney Kardashian (Gtres).

El metabolismo es una palabra que todos utilizamos pero que no siempre sabemos su significado real. A grandes rasgos puede definirse como esa 'gasolina', esa energía, que necesita nuestro cuerpo para rendir en todas las actividades, desde las más cotidianas. El metabolismo convierte nuestra alimentación en energía, pero es que además el cuerpo necesita también de energía para cumplir con las funciones básicas del organismo como la circulación de la sangre o simplemente hacer la digestión o respirar, lo que se llama metabolismo basal. 

Pues bien, teniendo en cuenta esto, ¿cuántas veces has escuchado eso de 'me ha cambiado el metabolismo'? De forma habitual relacionamos el tener tendencia a engordar con un metabolismo más lento y el adelgazar con un metabolismo más rápido. Esto no es así, aunque en parte influye.

Nuestro metabolismo depende de muchos factores, como la edad, el deporte que hacemos, lo que comemos y cuantas veces lo hacemos, e incluso el sexo, entre otros factores. Mantenerlo activo es una buena forma de quemar calorías, eso es verdad, pero tampoco es una 'dieta', tengámoslo claro. Entonces, es posible adelgazar con un metabolismo más rápido: sí, es posible, e incluso bajar alguna talla de pantalón. Obviamente, no es hacer una dieta restrictiva y todos los factores –tipo de alimentación, vida sedentaria o condiciones personales- influyen.

Cinco comidas al día

La fruta es ideal para media mañana o la merienda (Gtres).

La edad es otro de los factores a tener en cuenta, y es que es una realidad que cuanto más edad tenemos más lento es el proceso del metabolismo en nuestro cuerpo. Y una de las formas de 'luchar' contra ello está en comer. ¿Puedo adelgazar comiendo? Sí, y nos explicamos. La clave para mantener activo el metabolismo es comer, al menos cinco comidas al día. Comer más veces al día en las cantidades correctas y de forma saludable -¡no cinco bollos!- nos ayudará a que nuestro cuerpo siga trabajando para generar energía. En cambio, si nos saltamos comidas, por ejemplo la de media mañana o la merienda, nuestro organismo entenderá que tiene que guardar energía para ser capaz de afrontar las actividades más cotidianas.

La típica frase de "no entiendo por qué no adelgazo si apenas como" es uno de los mayores errores en lo que a pérdida de peso se refiere. Una manzana, unos frutos secos, pavo... Además de nuestras comidas principales, claro, nos ayudará a que el cuerpo siga trabajando, quemando y 'adelgazando', al no tener la necesidad de reservar tanto. 

Hacer deporte

Cristina Pedroche es una chica muy deportista (@cristipedroche).

Una vida sedentaria influye para mal a la hora de activar el metabolismo. El ejercicio envía un mensaje al cuerpo de que necesitamos energía para afrontarlo y por ello el metabolismo se activa para crear más 'gasolina', más recursos. No dudes en incorporar ejercicios con pesas y entrenamiento funcional en tu rutina deportiva, lo notarás mucho. Pero sobre todo mantente activa y no te olvides de trabajar a nivel cardiovascular, por ejemplo andando cada día o subiendo las escaleras en lugar de coger el ascensor.

Otros tips

Paula Ordovás tomando un té (@paulaordovas).

Beber agua, descansar correctamente y el picante también son importantes a la hora de activar nuestro metabolismo. Tomar café o té también podrían ayudar a quemar esas grasas creando más energía. Pero no lo olvides, nunca te obsesiones ni con tu cuerpo ni con la báscula. El único secreto para estar bien por dentro y por fuera es llevar una vida sana, activa y aliméntarte de forma saludable.

Continúa leyendo