Si alguna vez te has preguntado cómo tienes que cuidar la piel grasa, esta rutina beauty te interesa

Te contamos paso a paso cómo tienes que cuidar tu piel a diario si la tienes grasa.

Cómo cuidar la piel grasa
Te contamos cómo cuidar la piel grasa (Imaxtree)

Antes de nada, lo primero que tienes que saber es si tu piel grasa o no. Aunque te parezca algo básico, hay muchas chicas que tienen dudas. La piel grasa tiende a ser brillante y de textura gruesa, los poros son dilatados y profundo, y el tono de la piel tiene un matiz cetrino. Y si además la tienes sensible, tiende a tener rojeces. 

¿Cómo tratar una piel grasa?

Limpiar

Lo esencial es la limpieza. En caso de tener algún problema de acné, que es habitual en las pieles más grasas, Cristina Lobato recomienda utilizar un limpiador facial con árbol de té, que tiene propiedades antibacterianas y es cicatrizante. Esto ayudará a eliminar el granito y a evitar que quede marca cuando cicatrice.

Tonificar

Aplicar tónico para reequilibrar el pH de la piel tras el uso del limpiador y para ayudar a cerrar el poro. Su función es eliminar cualquier tipo de impureza o suciedad que no haya eliminado el limpiador. Este paso mejorará la textura de la piel e incluso aportará algo de luminosidad.

Hidratar

Se trata también de un paso muy importante en este tipo de pieles ya que existe un desequilibrio. Es decir, la grasa la tienen muy alta pero los niveles de hidratación o humedad de agua en piel son muy bajos. Por ello, la maquilladora recomienda cremas hidratantes que aporten hidratación y que además ayuden a dar un efecto calmante y refrescante en la piel.

 

Exfoliación y mascarilla

Hazlo una vez a la semana. Hay mascarillas muy buenas en el mercado, pero si tienes tiempo libre, te proponemos que hagas una mascarilla casera. 

Necesitas:

  • 1 plátano muy maduro
  • 2 cucharadas de leche
  • 1 cucharada de copos de avena o almendras machacadas.

Aplica la mezcla sobre la cara y deja actuar durante 10 minutos. Una hora después. Una hora después, retira la mascarilla (los copos de avena y las almendras machacadas ayudarán con la exfoliación). Después, date un masaje para exfoliar.

 

Continúa leyendo