¿Cómo elegir el protector solar que mejor se adapta a tu piel?

Ya apetece tomar el sol, pero antes de lanzarte a comprar un protector solar, lo más recomendable es que conozcas cuál es el que mejor le funciona a tu tipo de piel.

@frassyaudrey

Con este calor quién puede resistirse a darse el primer baño en la piscina con en la playa y estrenar nuestros bañadores y bikinis nuevos. Hemos pillado el buen tiempo con tantas ganas que la mayoría estamos deseosas por tomar el sol, ya sea en Málagaen un pueblo costero de Andalucía o en cualquier rincón del mundo. Pero, ¿sabemos cuál es el protector solar que mejor se puede adaptar a nuestra piel? ¡Claro, ahí está la clave!

Y para eso estamos nosotras, amiga delooker. Antes de lanzarte a comprar un protector solar tienes que tener en cuenta, como recuerda la farmacéutica Esther Sansi, el factor de protección, que sea fácil de usar, que sea ligero, que no deje manchas blancas en la piel y que sea agradable al tacto.

Si aplicamos sobre el cuerpo un solar que no reúna esos factores y, además, deja la piel muy pegajosa, la primera reacción es no querer usarlo y, por tanto, no nos lo aplicamos y no protegemos nuestra piel como deberíamos frente a los rayos solares. Porque, aunque parezca una obviedad, ¡lo más importante es usarlo!

Tu tipo de piel es clave

@Sincerilyjules

Lo primero que hay que saber es cuál es tu tipo de piel para elegir un solar adecuado.

  •  Si tu piel es seca, necesitarás una crema solar que sea muy hidratante.
  •  Si tu piel es grasa, no querrás cremas que te dejen brillos en la cara y, en consecuencia, pueden provocar granitos… para evitarlo hay que optar por cremas solares no comedogénicas y oil-free.
  •  Si tu piel es mixta, tendrás zonas secas y la zona T con brillos, algunos puntos negros y puede que incluso acné puntual. En estos casos, siempre recomiendo también cremas no comedogénicas y de texturas ligeras.

Por texturas

 Elegir la textura de la crema solar es casi tan importante como la elección del factor de protección. Cada piel se adapta mejor a un tipo de fotoprotector y la oferta de solares es tan amplia que a veces podemos ir algo perdidos en el momento de la compra de nuestro solar.

 Existen muchas más texturas, sobre todo en corporal que la gama es muy amplia: crema, loción, crema gel fusión (ideal para deportistas, aceite seco, espuma, bruma… que su elección va muy en la línea de las sensaciones de cada uno. También hay una diferenciación por tipo de problema: atopía, piel con rojeces, manchas… Siempre hay que elegirlo lo más específico posible para que proteja la piel de manera óptima.

No apliques la misma crema en la cara y el cuerpo

Como farmacéutica, Esther Sansi reconoce que no es partidaria de un solar para facial y corporal. En el rostro se trabaja más hidratación, despigmentación, oxidación… y en el cuerpo se busca una aplicación más fácil, ya que es una zona muy amplia, se precisa que sea resistente al agua, no suele gustar que sea muy untuosa para que no quede pegajoso… Las que yo no recomiendo son las cremas solares corporales en bruma transparente, sobre todo en niños. Al ser transparente no se ve y puede causar quemaduras.

CONTINÚA LEYENDO