Extensiones de pestañas, ¿sí o no?

Es el secreto de las miradas más impactantes y tú también puedes lucirlas

Blanca Suárez (GTRES)

La cantidad de pestañas puede variar de una persona a otra, pero, por norma general, tenemos entre 110 y 150 en el párpado superior y entre 70 y 80 en el párpado inferior. No está nada mal la cifra, pero algunas para nuestros ojos queremos más y el tratamiento de extensión de pestañas tiene una oferta que no podemos rechazar: doblar esta cantidad dando lugar a una mirada más tupida, más intensa y más realzada. Lo que decimos, más, más, más y más.

No creas que es algo nuevo, hace años que las celebrities las eligen como alternativa a las pestañas postizas porque no dañan a las naturales, te puedes lavar la cara sin miedo a perderlas –o bañarte en la playa– y te despertarás cada día con unos ojos que parecerán acabados de maquillar para los Oscars.

Puede que con estos tres argumentos ya te hayamos convencido y estés saliendo por la puerta dispuesta a que te coloquen las tuyas. ¡Espera! Antes de dar el paso definitivo conviene que tengas algo más de información sobre el proceso de ponerte extensiones de pestañas y sobre cómo cuidarlas. Solo así podrás sacarles el máximo partido.

Centro Lashes & Go
1. SIEMPRE EN UN CENTRO ESPECIALIZADO

Sí, la buena noticia es que, a diferencia de las postizas –que te las puedes poner en casa con tembleque incluido–, las extensiones de pestañas te las colocará un profesional en un salón de belleza como Lashes & Go. La técnica no es complicada, pero si que requiere cierto grado de conocimiento y, sobre todo, de precaución ya que se trabaja cerca de los ojos y no hace falta recordar lo delicados que son.

Desde Lashes & Go, que están especializados en en extensiones de pestañas y microblading con más de cinco años de trayectoria, nos recuerdan que no todas las extensiones son iguales. Se puede elegir entre los siguientes tipos de volumen: 1D o clásicas, 2D, 3D y 5D. El tratamiento se realiza en una cabina individual y el proceso es completamente indoloro, de hecho, es tan relajante que no te extrañes si te quedas dormida. ¡Nos pasa a todas!

Existen varios tipos de longitud, diámetro, color y curvatura de extensiones de pestañas. En Lashes & Go, que cuenta con más de 21 centros en toda España, por ejemplo, también puedes añadir algún efecto, como el eyeliner, eyeshadow, kim, open eye o cat eye. Lo mejor es que preguntes al equipo del centro y que te aconseje qué es lo que más se adapta a tu mirada. 

 
2. LISTA EN 90 MINUTOS

Ese es el tiempo que necesitarás para cambiar tu mirada. Durante esas dos horas deberás mantener los ojos cerrados y el profesional del centro te colocará una a una, pestaña a a pestaña las extensiones sobre las naturales –no al lado–.

Para ello utilizará un pegamento quirúrgico que no supone ningún peligro para los ojos. En la mayoría de centros se utilizan pestañas de seda aunque también existen las de polyester.

Una vez colocadas, deberás esperar en torno a 48h sin mojarlas , pasado ese margen, podrás tirarte a la piscina de cabeza sin miedo a perderlas.

3. ¿CUÁNTO DURAN?

Esto depende de cada una, pero de media las extensiones de pestañas tienen un mes de vida. Ahora bien, puede ser que a los 15 días empieces a encontrar alguna que otra pestaña caída sobre tus mejillas. Esto es porque las pestañas se debilitan –de forma más acelerada que las naturales– y terminan por caerse.


4. CUÍDALAS Y PROLONGA SU VIDA

Es cierto que las extensiones de pestañas no requieren cuidados especiales pero sí que hay algunas buenas prácticas que te ayudarán a retrasar su caída.

Por ejemplo, es clave evitar la máscara de pestañas –aunque seguramente ya no la necesitarás nunca más– sobre todo si es en formato oleoso o waterproof ya que las debilita en exceso. Si el maquillaje para ojos tiene una base acuosa no hay problema. Misma regla a la hora de desmaquillarte la zona, que sea con productos de base acuosa y con mucho mimo.

Y si quieres evitar encontrártelas en la almohada, intenta no dormir boca abajo que el roce hace el cariño, pero también hará que se caigan tus pestañas nuevas.

Como tip extra, añade un sellante especial a tu rutina de belleza habitual y aplícalo mañana y noche con un suave masaje sobre tus pestañas, como si las peinaras.


5. SE ME HAN CAÍDO ¿Y AHORA QUÉ?

Lo único que ocurrirá cuando se caigan es que se irán viendo menos pobladas y si no las vas rellenando volverás a tu densidad de pestañas habitual. Se recomienda hacer rellenos cada dos o tres semanas para mantenerlas perfectas.

Continúa leyendo