Rodillo de jade o cuarzo: qué es, cómo funciona y para qué sirve

Si aún no has incluido uno en tu neceser, sigue leyendo porque te contamos por qué todo el mundo se ha rendido ante este peculiar instrumento de belleza.

Rodillo de piedra (Foto: iStock)

De un tiempo a esta parte te habrás dado cuenta de que Instagram, una de nuestras particulares ventanas al mundo, se había llenado de unas curiosas herramientas que las expertas en belleza se pasan por el rostro como parte de su rutina. Son rodillos de piedras, de jade o cuarzo principalmente, utensilios que no solo quedan bonitos en nuestro neceser por sus atractivos colores verde o rosa y su sujeción metalizada, sino que, por increíble que parezca, ofrecen múltiples beneficios a nuestra piel cuando se utilizan sobre ella. 

Pero no creas que esto es algo novedoso porque estos rodillos de piedras ya se llevan utilizando desde hace siglos en Asia para automasajearse el rostro además de para reducir las arrugas y líneas de expresión, calmar las rojeces o liberar tensión de manera natural. Lo que ocurre es que ha sido ahora cuando muchas firmas se han planteado de verdad su eficacia y se han animado a crear sus propios gadgets tomando la idea original.

Jade o Cuarzo, ¿cuáles son las diferencias?

Como te decíamos antes, puedes elegir este rodillo con la piedra de jade o la de cuarzo. Ambas funcionan igual pero se les atribuyen diferentes propiedades. Según la medicina oriental, la primera tiene cualidades curativas aunque es su forma de calmar, estimular la energía y tratar las bolsas y arrugas la que resulta más efectiva; mientras que el cuarzo rosa posee una gran cantidad de minerales que no solo ayudan a eliminar las toxinas y la hinchazón, sino también a mejorar la circulación y combatir las arrugas.

Seguro que te estás preguntando cómo es posible que un simple rodillo sea capaz de lograr todo eso y Raquel González, directora técnica de Perricone MD, tiene la respuesta: “la presión adecuada, aumenta la microcirculación y estimula el drenaje linfático, al tiempo que reduce las inflamación y mejora la elasticidad de la piel”.

Estefanía Nieto, directora técnica de Omorovicza, también explica el por qué de su éxito: "Permite un cierto ahorro puesto que, cuando ponemos una crema y la aplicamos únicamente con las manos, parte de ella se queda en la yema de los dedos. Si en su lugar usamos el roller, como no es absorbente, nos permite aprovechar el producto para que penetre en su totalidad sobre el tejido del rostro”. 

¿Cómo se utiliza?

Sea un rodillo de jade o cuarzo el que elijas, lo más importante es utilizarlo bien. Para ello, hay muchas técnicas pero la más popular es la conocida como Gua Sha, que bebe de los principios de la acupuntura para esculpir el rostro a base de ir deslizando la piedra en diferentes movimientos de descendentes y ascendentes así como ejerciendo presión en distintas zonas en función del objetivo perseguido. 

Evita ejercer una presión demasiado fuerte y ve deslizando el rodillo por la zona de la frente, los pómulos y el cuello, todo ello después de haberte aplicado como habitualmente tu correspondiente tratamiento al completo ya esté formado este por serum, aceite, mascarilla, crema o todos ellos. De este modo facilitaremos que el reparto del tratamiento se haga de forma correcta, que se impregne bien nuestra piel y, de paso, note la activación necesaria para llenarnos de energía. 

Un último truco: introdúcelo en la nevera un poco antes y aprovecha su frescor, te enganchará. 

María Aguirre

María Aguirre

Arrastro ojeras, ordeno la ropa por colores, me muerdo las uñas, hago café varias veces al día, como mucho y bien, veo más series de las que debería, leo menos libros de lo que me dejan mis dos hijas, escribo sobre moda y siempre tengo música puesta. Soy de las que piensa que un día malo lo arregla un capítulo de ‘Friends’ y que sería imposible vivir sin chocolate.

Continúa leyendo