Laura Escanes presume de embarazo en bikini

La influencer, embarazada de 26 semanas, ha contado cómo evoluciona su tripita.

Instagram Laura Escanes

Desde que Laura Escanes contó que esperaba un bebé junto a Risto Mejide no ha pasado una semana en la que no tuviéramos noticias de su embarazo. Todo empezó en febrero, cuando los rumores eran cada vez más fuerte, pero hasta finales de ese mes no lo hicieron oficial. “Sí, vamos a ser papás. Queríamos esperarnos un poco más, porque aún es pronto… pero estamos muy felices y no queremos dejar de agradecer a todos los mensajes de felicitación que estamos recibiendo. Gracias. Poquito a poquito y listos para disfrutar de esta nueva etapa”, escribió Laura Escanes en su cuenta de Instagram. Y ha sido precisamente a través de la red social donde ha compartido cómo aumenta su tripita en una fotografía en bikini, solo unos días después de la boda de María Pombo.

“El cuerpo es poderoso. Un cambio constante día a día. Me prometo a mí misma no juzgar nunca más mi cuerpo: es mágico y capaz de crear VIDA ❤️ GRACIAS ❤️”, escribió la orgullosa futura mamá en una imagen con un bikini blanco en la que se puede apreciar cómo crece su barriguita de 26 semanas. 

Estos días, la influencer está muy activa en su cuenta de Instagram y no ha tenido reparos en contar cómo evoluciona día a día. De hecho, aunque nunca ha querido dar cifras exactas, se ha atrevido a contar cuánto peso ha engordado desde que sabe que va a ser mamá de Roma, como así se llamará la pequeña. “Cada mujer y cada cuerpo es un mundo. El principio casi no gané peso, supongo que con las náuseas y mareos es normal, pero repito, no os comparéis” explicó antes de concretar que en total habían sido 7 kilos. 

 En el preguntas y respuestas que ha hecho en su cuenta e Instagram, también ha explicado que lo más duro fueron los primeros meses del embarazo, que era cuando peor se sentía con las náuseas que ella combatía comiendo cada poco galletitas saladas y frutos secos y otros caprichitos dulces. “Iba siempre con caramelos en el bolso, esa fue mi salvación, ir tomando caramelos y beber agua”, señaló. 

Eso sí, no ha descuidado la alimentación y hace deporte a diario y presume de que, de momento,  no le han salido  estrías .  “Estoy haciendo deporte y comiendo relativamente bien”, aclaró.

Todo listo para la llegada

Aunque todavía quedan unos meses para que Laura Escanes y Risto Mejide puedan verle la carita a la pequeña Roma, los papás llevan unos meses haciendo reforma en casa para crearle su propio espacio. La instagramer ha renunciado a su vestidor para montar ahí la habitación de Roma. “El otro día, estábamos pensando cómo nos íbamos a organizar con la llegada de Roma por espacio: dónde pondríamos su habitación, etcétera. Pues mi vestidor… desaparece”, contó. Con la decisión tomada, han forrado las paredes de papel pintado en color verde y blanco y ya han montado la cunita donde descansará el bebé. Risto y Laura no lo pueden evitar: no pueden estar más felices con la llegada de la pequeña.

 

 

 

Continúa leyendo