Ana Moya estalla, entre lágrimas, contra sus ‘haters’

“Nunca suelo hacer este tipo de vídeos llorando, pero ha llegado un punto en el que no puedo más”, ha arrancado a contar Ana Moya. Está cansada de las críticas en redes sociales.

Instagram Ana Moya Calzado

Ana Moya estuvo el miércoles por la noche en el Mad Cool disfrutando del concierto de Rosalía, por la mañana había ido a sus clases en la escuela de DJ en la que se está formando, pero siempre con el teléfono en la mano pendiente del estado de salud de su pequeño Mateo, que desde hace unos días está “malito”. “Tiene unas ronchas y ya sabemos que es una urticaria muy fuerte”, contó la andaluza la mañana del miércoles. Solo un día después, Ana Moya ha estallado contra los haters que la critican por no estar pendiente de su hijo y ha contado cuál es la cara B de la vida de una influencer.

“Nunca suelo hacer este tipo de vídeos llorando, pero ha llegado un punto en el que no puedo más”, ha arrancado a contar Ana Moya, entre lágrimas, en sus stories de Instagram. “He dejado a Mateo ingresado en el hospital y estoy así de agobiada porque es muy duro ver cómo la gente critica, humilla con perfiles falsos que solo se dedican a insultar y hacerte sentir la peor”, la relatado la andaluza.

Instagram Ana Moya calzado

Está cansada de las críticas, de que a través de foros y de perfiles falsos se ceben con todo lo que dice o hace e incluso que se metan con su físico. Ana Moya, además de diplomada en magisterio, influencer, DJ y diseñadora de joyas es modelo. Ha viajado por todo el mundo y ha posado para los fotógrafos más reconocidos, como contó en el programa Callejeros Viajeros en Milán hace unos años. “Puedo cobrar desde 4.000€ al día hasta 40.000”, confesó.

 Pero ahora mismo la realidad es otra. Ana, que durante unos años mantuvo una relación con Álex Sánchez de Mora, que fue su compañero en First Dates y es el padre de su pequeño, se siente sola. “Y estoy, como siempre, comiéndome todo sola. No puedo con esas personas que son tan malas, son gente asquerosa que no tenéis ningún tipo de corazón”, estalló.

Instagran Ana Moya Calzado

“Cada vez que insultáis, esas personas tienen vida, y yo por ejemplo estoy sola en el hospital con mi hijo ingresado. Los dos solos”, decía tremendamente dolida. Les ha pedido que dejen de tratarla así porque no puede más. “Sed buenas personas, dejad de insultar, que bastante tengo. Siempre sola, siempre sola con mi hijo”, añadía la influencer que vive sola en Madrid con su pequeño, aunque sus padres, que viven en en Andújar, Jaén, de vez en cuando vienen a la capital a pasar unos días con ella y Mateo.

Instagram Ana Moya

 Aunque sabe que Mateo se recuperará y que no es nada grave, la situación la ha desbordado. “Ayer por la tarde fui a trabajar de 21.00 a 1.00 y a la 1 ya estaba durmiendo con mi hijo, como cada día. Y a las 8 nos hemos despertado juntos y hemos venido al hospital. Estoy superagobiada y triste por ver a mi hijo así. Sé que no le va a pasar nada, pero estoy muy agobiada. No todo vale en esta vida, bastante tengo con estar aquí”, remató.