Algunas cosas que nadie te había contado nunca sobre la regla

Aunque las mujeres hemos luchado mucho para romper tabúes y acabar con todos los falsos mitos entorno a la salud menstrual, todavía hay muchas cosas que desconocemos sobre la regla.

@Jacquemus

Cuando a Aitana se le ocurrió decir el público que tenía la regla mientras estaba en una firma de discos, muchos se llevaron las manos a la cabeza.  "Solo me voy a ir como mucho cinco minutos a cambiarme porque tengo la regla. Pero os prometo que no voy a tardar nada", comentó desde el micrófono a sus fans. Todas las mujeres menstruamos y debería ser algo con lo que todos deberíamos estar familiarizados, pero no. Siguen existiendo mitos y muchas cosas que no conocemos acerca del ciclo menstrual.

En las últimas décadas y, sobre todo, en los últimos años, las mujeres hemos luchado mucho por romper tabúes y acabar con la desinformación en torno a la salud íntima femenina y la sexualidad. Sin embargo, continúan existiendo muchos mitos sobre la menstruación. De hecho, y según datos de la encuesta deÍntima, una compañía que ofrece la primera gama de productos dedicada a cuidar los aspectos de la salud íntima femenina, un 70% de las mujeres españolas consideran que a la sociedad le cuesta hablar abiertamente de la regla. 

¿Que crees que no hay cosas que no conoces? Pues espera a ver todo lo que hemos descubierto porque te quedarás con la boca abierta, literalmente.

 

La voz nos cambia

Aitana (GTRES)

Según varios estudios, las voces de las mujeres nos pueden cambiar durante el ciclo menstrual dependiendo de la fase en la que estemos. Todos estos cambios son causados por las hormonas. Al principio del periodo, la voz es más grave y ronca, mientras que al final de la menstruación se vuelve más alta y clara. Esto se debe al aumento de los estrógenos durante la ovulación. Al comienzo de la tercera semana del ciclo, la voz suena más monótona y plana a medida que los niveles de estrógeno comienzan a caer y la progesterona toma el control, manteniéndose así hasta el final del ciclo.

Disney y la regla

Y no, de momento ninguna princesa Disney ha hablado tan abiertamente de la regla como Aitana, pero la factoría sí creó un corto para tratar el tema e inculcar hábitos saludables. Aunque parezca sorprendente, esta película de más de 80 años sigue siendo muy actual y proporciona toda la información básica desde un punto de vista lúdico. Los consejos que se encuentran en este corto de animación son los mismos que hoy.

¿Y si la regla curara?

Aunque ahora mismo nos llevaríamos las manos a la cabeza si nos dijeran que a regla tiene propiedades curativas, antiguamente se creía. Se decía que la sangre podía curar los dolores de cabeza, gota, hemorroides, verrugas o marcas de nacimiento. También se usaba la sangre para luchar contra los demonios y para crear hechizos de amor, sobre todo su venía de una chica virgen porque se cría que curaba las plagas. ¡Vaya sorpresas!

Y n la Edad Media, por ejemplo, se pensaba que la menstruación era la razón de tener el pelo rojo. De hecho, se creía que los niños que eran pelirrojos habían sido concebidos si la mujer había mantenido relaciones sexuales con la regla.

¿Sexo con la regla? Sí, por favor

Las mujeres pueden hacer cualquier cosa con la regla, y una de ellas es mantener relaciones sexuales. De hecho, según científicos, los orgasmos pueden hacer que el dolor se reduzca. Todo gracias a las endorfinas que se liberan durante el clímax que ayudan a calmar a los neurotransmisores responsables de los calambres.

Si quieres mantener relaciones sexuales con la regla, hay formas para hacerlo de una manera cómoda y limpia. Hemos fichado Ziggy Cup, de Intima, una copa menstrual extraplana y reutilizable que puede usarse durante el coito, gracias a su borde doble antifugas. Fabricada en silicona de grado médico, puede llevarse hasta 12 horas.  

Nombres mil

¿Sabes que hay más de 5.000 formas de referirse a la regla en todo el mundo? Casi todos los idiomas tienen sus propias maneras de hablar del periodo. Por ejemplo, rote armee en alemán significa “ejército rojo” y c'est la saison des fraises, en francés, “es temporada de fresas”. En Finlandia se refieren a la regla como “enfermedad de las vacas locas” (hullum lechman tauti), mientras que en Dinamarca hablan del periodo como der Er Kommunister i Lysthuset, cuya traducción sería algo así como “hay comunistas en la casa de la risa”. Por su parte, stvari, en croata, significa “cosas”. En nuestro país, es común escuchar “estoy en el mes”, “estoy mala” o “estoy en esos días”. Y sí, todavía hay mucho que aprender de Aitana que llama a la regla por su nombre y como lo hemos TODAS en privado.