Pantalones blancos, siempre es su momento

Son los más buscados cada primavera, pero queremos convencerte de que puedes llevarlos todo el año

No sabemos qué pasa con el blanco que a algunas combinarlo nos parace de lo más complicado. El caso más extremo es el de los botines de este color que tanto se llevaron el pasado otoño –en formato cowboy boots incluido–. Para muchas, sn embargo, fue algo sorprendente y pasaron de ser los típicos zapatos feos, a ser los más amados. De la noche a la mañana, sin saber muy bien cómo pisaron fuerte en las pasarelas internacionales.

Bajo esta premisa, y no porque el pantalón blanco sea feo, más bien lo calificaríamos de difícil, se ha convertido en una prenda indispensable esta primavera y el protagonista indiscutible si lo sabemos llevar de la mejor manera acorde a nuestro físico y estilo. 

Y no cometas el error de pensar que el pantalón blanco es poco versátil, Gala González ya nos enseñó las mil y unas posibiliidades del pantalón blanco, los tiene en todos los largos, tipos y tejjidos. 

A continuación os explicamos cuáles son los que están más de de moda y cómo llevarlos. 

 

Jean skinny con rotura

 

Con un punto elástico son perfectos para definir la silueta de la pierna. La rotura por encima de la rodilla, le da un toque muy informal y casual. ¿Para perderse por las calles de Marrakech?

 

Palazzo

 

De corte recto con un ancho de pierna XL que puede parecer una falda larga. Ideales para crear looks sofisticados y con un top lencero nos encanta.

 

Chanel anyone? #chanel 📷 @taushikmandal_moda

Una publicación compartida de ZINA (@zinafashionvibe) el

Capri

 

Entre la media pierna y el tobillo la forma del pantalón Capri nos recuerda al estilo de Jackie Kenndy en los cincuenta. Nos atreveríamos a decir que es uno de los pantalones más femeninos que podemos encontrar y sientan bien con cualquier cosa. Desde una camisa básica blanca, que ahora vive su gran momento, a una cazadora de entretiempo.

 

Traje

 

No podemos hablar del pantalón de traje sin mencionar que es una adaptación de los patrones masculinos adaptados al cuerpo de la mujer y nos encanta. Si los doblamos un poco por el bajo dejando desnudo el tobillo, rompemos con la formalidad tan característica de este tipo de pantalón y le añadimos al look mucha personalidad. Y si, además, lo combinamos con una riñonera, terminamos por darle mucho rollazo.

 

Campana

 

Su época, sin ninguna, duda fueron los setenta y desde hace dos años han vuelto con muchísima fuerza, de hecho, si quieres los pantalones que llevabas de adolescente están todos en Mango. Optar por un pantalón de campana blanco es una opción muy elegante y queda genial combinado con unos tacones que nos acentúen el largo de nuestras piernas.

 

Continúa leyendo