Cómo vestir si tienes mucho pecho

La moda puede jugar a tu favor para ayudarte a decir adiós a los complejos y aprender a sacar partido a tus curvas. Tanto si tu objetivo es resaltar un busto pronunciado como disimularlo, estos consejos te interesan.

Trucos para vestir si tienes el pecho grande

Entre los factores que definen la personalidad de alguien a la hora de vestir hay uno que suele pasar más desapercibido pero cuya presencia es común en un altísimo porcentaje de gente: los complejos. Sí, los complejos. Porque son parte de lo que nos describe, como una especie de marca personal intransferible, ya que lo que para una persona puede ser algo que carece de importancia, para otra puede suponer todo un drama. 

Hay mujeres, por ejemplo, a las que les gustaría tener unos centímetros de más, otras a las que da vergüenza tener el trasero grande; otras en cambio ansían un volumen que las proporciones de su cuerpo no puede ofrecerles, también están quienes demandan un tono de piel mucho más moreno y es muy larga la lista de aquellas que no se sienten cómodas con el tamaño de su pecho por mucho que puedan ser la envidia de otras que añoran precisamente tener más volumen. 

Afortunadamente, si algo permite la moda es aplicar trucos de estilo para resaltar aquello de lo que estés más orgullosa y disimular todo lo que no te convenza de tu imagen física. La clave es conocerlos bien para poder adaptarlos a tu forma de vestir, así que si tú eres una de esas mujeres con mucho pecho cuya autoestima mejora al disimularlo, sigue leyendo porque estos tips te interesan especialmente:

 

El sujetador, clave

Elegir bien un sujetador siempre es primordial, tanto por comodidad como por estética. Y si tienes el pecho grande lo ideal, evidentemente, es alejarse de los rellenos y apostar por algún diseño triangular. El estilo, que sea al gusto, por supuesto, pero ya sabes que el encaje vive de nuevo un momento dulce.

No te escondas tras prendas amplias

Las curvas son protagonistas en quienes tienen el pecho grande y, pese a lo que suele pensarse a priori, sería un error esconderlas tras prendas amplias porque el efecto puede ser el contrario al deseado. No se trata de pasarse al extremo opuesto, sino de encontrar opciones que te hagan sentirte más cómoda con el cuerpo que tienes. Nada mejor que naturalizar las cosas para conseguirlo y para ello optar por los cortes rectos. 

Fíjate en el escote

El escote es una de las partes del cuerpo con la que más se puede jugar. Una mujer puede centrar la atención sobre él luciendo diseños más exagerados o todo lo contrario si apuesta por cuellos cerrados. En cualquier caso, si lo que quieres es disimular tu pecho, el escote siempre en V y moderado, porque lo resaltará mucho menos que otras opciones. Aléjate de los escotes cuadrados salvo que tu objetivo sea el de pronunciarlo. 

Los botones, desabrochados

Por el mismo motivo que el escote en V es la mejor elección, también lo es desabrocharse los botones superiores en caso de lucir una camisa o una blusa en vez de optar por cerrarlas al completo. La verticalidad te ayudará a reducir volumen.

Los estampados siempre amplían

El ojo humano es relativamente sencillo de engañar y esto, en cierto modo, es lo que ocurre cuando una misma persona se pone delante de una prenda estampada y otra lisa. Verás al hacerlo que, si quieres reducir el pecho, los diseños lisos son la compra perfecta.

Desvía la atención

Otro recurso interesante es desviar la atención hacia zonas alejadas del pecho, como pueden ser los zapatos, el peinado o el maquillaje. Para ello es fundamental no recurrir a escotes muy exagerados ni recargar con joyas la zona del cuello.

Nada de comprar una talla diferente

Salvo que te guste ir siempre hiperceñida o te encante la tendencia oversized, céntrate en escoger tu talla correcta porque, de lo contrario no harás más que aumentar el volumen del cuerpo al que viste.

El largo importa

Debes saber a la hora de elegir tus looks que los tops cortos, si tienes el pecho grande, parecerán todavía más pequeños al ponértelos. Puede que te gusten así, pero si lo que pretendes es disimular pecho, alargarlo un poco más sería un acierto.

Los monos, los mejores aliados

Es la prenda perfecta para esconder el pecho puesto que equilibran muy bien los volúmenes, favoreciendo de manera especial a las mujeres con figuras más curvilíneas.

No te disfraces

Este es un consejo genérico, a modo de conclusión, que sirve para todos los tips de moda porque es fundamental que así sea. De nada sirve cumplir todo lo recomendable si luego una se pone aquello con lo que parece disfrazada. Es capital sentirse cómoda con tu estilo a la hora de vestir; sea cual sea tu objetivo, es el primer paso para conseguirlo.

Continúa leyendo