Esta falda de Zara hace tipazo y está a punto de agotarse

Entre jerséis de cuello alto y americanas oversize, hemos encontrado una falda negra perfecta para presumir de curvas este otoño-invierno 2019/2020.

La influencer Leonie Hanne en la Semana de la Moda de París

Para las  redactoras de la la web de Delooks ya es una tradición. Los lunes y los jueves, después de habernos tomado el primer café de la mañana eso sí, lo primero que hacemos es echar un vistazo a las tiendas para conocer toda la ropa que han repuesto para la semana y en unas de esas hemos encontrado una falda de Zara que hace tipazo y que además está casi a punto de agotarse. Antes de que sea un sold out, os la tenemos que enseñar, delookers, porque es una auténtica MA-RA-VI-LLA. 

Entre jerséis de cuello alto, que son ya una plaga y por eso hace unas semanas elaboramos un manual de estilo para lucirlo con tanto gusto como las expertas en moda, y americanas oversize, hemos encontrado una falda negra que es tan bonita que incluso te la podrías poner tanto en Nochevieja, para ir al trabajo o para sentirte con el guapo subido cuando tengas una cita. 

 

Falda de tubo de Zara (39,95€)

La falda de Zara que hace tipazo, que cuesta 39,95€, es de tubo y  entallada, por eso es perfecta para presumir de curvas, y cuenta con bolsillos delanteros. ¿Puede ser más sexy? Lo dudamos porque los botones, que no van cerrados hasta el bajo, dejan ver las piernas y nos encanta cómo queda si la combinas con unas botas altas. Para conseguir un mayor efecto tipazo, te recomendamos que remates el look con un jersey de cuello perkins o un body negro ceñido. 

Si te gusta, viendo cómo está arrasando en la web, lo mejor es que no te lo pienses mucho porque tiene toda la pinta de que en dos días se va a agotar. Aunque en principio estaba disponible en todas las tallas, desde la XS hasta la XXL, de momento la XS, la M y la XXL ha desaparecido de la web. Eso sí, puedes activar el aviso para que te avisen cuando esté disponible. 

 

piluca santos

Piluca Santos

De pequeña quería ser modelo, pero como no llego ni al 1,70 m. de Kate Moss mi madre me sugirió que mejor aprendiera a coserme los bajos de los pantalones. Era el primer paso para convertirme en una diseñadora de renombre. Después descubrí que enhebrar la aguja no era lo mío y que quizá enhebrar palabras se me daría algo mejor. He venido a cazar tendencias, criticar potingues y a comer toda la ensaladilla rusa que me dejen.

Continúa leyendo