¿Cuántos tipos de yoga existen? Kundalini yoga, aeroyoga…

El yoga está ganando cada vez más adeptos en nuestro país, pero lo que a veces desconocemos es para qué existe cada tipo de yoga.

¿Conoces a alguien que no practique yoga? Es prácticamente imposible que no hayas escuchado eso de: “me encanta practicar yoga”. Está ganando cada vez más adeptos en nuestro país, pero lo a veces desconocemos es para qué existe cada tipo de yoga. Sí, e incluso podríamos decir que existe un tipo de yoga para cada persona. Estas prácticas pueden ser más o menos activas o del todo pasivas pero todas persiguen lo mismo: la unión de cuerpo y mente mediante la respiración. El reto es descubrir qué práctica le conviene a cada cual en función de sus características o sus necesidades. El momento que vives y lo que tu cuerpo y mente necesiten en cada momento para encontrar el equilibrio será lo que te ayude a decantarte por uno u otro. Sigue bajando y descubre en qué consisten. 

Kundalini yoga

Mientras que el resto de tipos de joya se centran en la parte fisíca y en la respiración, el kundalini yoga, como nos cuenta la instructora Mireia Canalda “es un yoga que va hacia dentro, hacia las emociones”. Eso sí, no significa que obvie la parte física o mental porque “también estamos conectados”. Se dice, incluso, que el kundalini yoga lo tenían escondido los reyes y los guerreros porque les ayudaba a ser invencibles y ganar todas las batallas. “Para mí es como poner tu mente al límite para agotarla y para darte cuenta de que tú no eres tu mente, eres algo más puro, pero para ello tenemos que cansar a la mente y al físico. Solo así saldrá tu yo interior. El kundalini yoga  une cuerpo, mente y alma”, recalca Canalda. 

 

Aeroyoga

Esta disciplina, perfecta para todo tipo de personas que quieran tener una experiencia diferente abriendo nuevas posibilidades en su práctica deportiva, es una mezcla de yoga y gimnasia acrobática a la que es aficionada, entre otros rostros conocidos, la actriz Gwyneth Paltrow. Para realizarla se utiliza un columpio formado por telas en suspensión que permiten llevar a cabo posturas clásicas de yoga e invertidas, pero completamente suspendidos en el aire.  Si lo practicas, trabajas el abdomen, combate la celulitis y la flacidez, elimina el dolor de espalda, estira la columna, descomprime las vértebras, tonifica los músculos y contribuye a definir la silueta porque el cuerpo va ganando flexibilidad. En resumidas cuentas, rejuvenece (el cuerpo y el alma) y es un instrumento detox a nivel físico y emocional. 

 

Sup Yoga

Cada vez es más habitual hablar de nuevas disciplinas deportivas que muchas veces son la combinación de diferentes deportes en uno solo. Es el caso del Sup Yoga, muy de moda en California, en donde se cambia el clásico mat por la tabla de surf. Esta variante del yoga resulta súper beneficioso si te atreves a probarlo, ya que sacarás provecho de ambas actividades, realizando un entrenamiento completo de core, tren superior e inferior al tiempo que mejoras el equilibrio, la coordinación y la resistencia. Además, al añadir la tabla le damos un componente más que nos ayuda a estar centrados en lo que estamos haciendo y a descubrir y mejorar los desequilibrios de nuestro cuerpo.

 

Bikram Yoga

Puede que al decirte que esta disciplina se realiza a 42 grados centígrados, con 40% de humedad,  durante 90 minutos, pienses que es una locura y algo imposible de realizar. ¡Pero nada más lejos de la realidad! El bikram yoga cada vez gana más adeptos precisamente por las condiciones en las que se realizan las 26 posturas, ya que el calor permite ganar una mayor flexibilidad y los resultados se empiezan a notar mucho antes que si  lo hiciésemos sin temperaturas elevadas. Durante la práctica se llevan a cabo posturas básicas del hatha yoga, lo que facilita la tarea. Se empieza con ejercicios de pranayama (respiración consciente) seguido de una serie de posturas de pie y de equilibrio, se descansa en savasana para recuperar energía y seguir con posturas de suelo en las que también se trabaja la torsión, y se termina con un ejercicio de respiración kapalabati para quemar las toxinas y trabajar el abdomen. Durante toda la práctica, la respiración consciente lleva oxígeno a todas las células y relaja la agitación mental, haciendo que durante 90 minutos  no pienses en nada más y salgas con un chute de felicidad y con la mente y el cuerpo totalmente renovados.

 

Vinyasa Flow Yoga

Si eres una persona activa y buscas ponerte en forma seguramente lo tuyo es el Hatha Yoga, del que se desprenden diferentes escuelas referidas a distintos maestros, como el Vinyasa. Se trata de un yoga muy dinámico que enlaza posturas o asanas de manera fluida, marcadas siempre por la respiración y combinando las de pie, sentadas, tendidas e invertidas. Es un yoga perfecto para ponerse en forma porque se trabaja con el peso corporal y equilibrio, es bastante exigente, requiere concentración y promueve un trabajo aeróbico. 

Continúa leyendo