Macarena García, portada del número de febrero, se somete al cuestionario delooker

La actriz, que cumple 10 años en la gran pantalla y subida al escenario del teatro, es la protagonista de la portada del mes de febrero que te espera ya en el quiosco.

¡Vaya año de actrices llevamos en Delooks! Si hace unas semanas os contábamos que Belén Cuesta, que opta al Premio Goya por su papel en La trinchera infinita era la protagonista de la portada del mes de enero, ahora os traemos una buena noticia: Macarena García, otra de las grandes actrices de nuestro cine, toma la portada del mes de febrero y se somete al cuestionario más divertido. 


Nuestro cuestionario delooker te servirá para conocerla un poco más, pero, ojo, que la entrevista que se publica el 21 de enero es todo un joyón. La actriz hace un repaso por su carrera de la mano de nuestra compañera Rocío Ponce, además en este número también encontrarás los tonos beauty que mejor sientan, la lencería que más favorece, los vaqueros que hacen tipazo, todos los secretos de la alfombra roja de los Premios Goya contados por los estilistas de las estrellas... Y mucho más.

Macarena García en la portada de Delooks de febrero

Y para que vayas abriendo boca, te dejamos un aperitivo de la entrevista de Macarena García. ¡Que la disfrutes! 

Empezaste a destacar en la interpretación muy joven. ¿Cuáles son esos primeros recuerdos de saber que querías ser actriz?

En mi casa siempre hemos cantado y bailado mucho porque mi madre es una apasionada de la música. Todo salió poco a poco, primero una profesora de gimnasia artística me ofreció ir a un casting de un musical y de casualidad me cogieron. Después mi hermano se apuntó a interpretación y me avisaba de otros castings… Era todo muy natural. Tuve la suerte de que, en general y en todo en mi vida, él ha ido abriendo el camino. Él tuvo esa conversación de que quería dedicarse a esto y mis padres siempre fueron abiertos de mente y modernos. Querían que fuéramos felices y nunca hemos tenido dificultad. Ahora siendo mayor veo que hay gente de mi generación que no lo vivieron así, comprendo que fue una fortuna tener a mis padres a mi lado, detrás para protegerme y dándome alas para ser libre.

Pero empezaste a estudiar Psicología… ¡Queremos saber más! ¿Qué pasó? ¿Seguirías?

Fue mi decisión. Después de aquel primer musical con 12 o 13 años aparté la idea de ser actriz y quise especializarme en Psicología infantil. Después de primero de carrera lo dejé porque llegó la oportunidad de High School Musical. Pero la Psicología me interesa muchísimo, siempre estoy yendo a psicólogos, creo firmemente en la labor que hacen y su ayuda. Me interesa el comportamiento humano, las emociones, el por qué, etc. No descarto volver a estudiar, pero a día de hoy lo que puedo es utilizar ese interés de otra manera como para meterme en mis personajes.

¿Tiene algo de psicología el trabajo de actriz?

No, hay muchísimo que estudiar para ser psicólogo. Pero tampoco el trabajo de una actriz es solo estudiar un texto y decirlo. Requiere investigar, dedicar tiempo al personaje, entender sus mecanismos, por qué habla así, de dónde vienen sus inseguridades… Eso es muy interesante porque es lo que hay detrás de cada ser humano y la verdad es que te hace ser más empática en la vida y eso me lo ha aportado la interpretación. He ido trabajando más, conociendo más gente, he ido investigando y mi profesión me ha regalado entender más al humano. Después ya no puedes remediar relacionarte en la vida desde ahí. Intento aprovechar lo que aprendo y he notado un cambio muy grande. Se te va abriendo la cabeza y de repente juzgas con menos ligereza, justificas más, entiendes más. 

Continúa leyendo