Las tendencias de belleza con las que nunca fallarás

Hay detalles de maquillaje, peluquería y tratamientos a los que no les afecta el paso del tiempo por ser infalibles.

El mundo de la belleza está en continua reinvención. Al igual que en el mundo de la moda, las tendencias llegan cada temporada dispuestas a que cambiemos la perspectiva de todo lo que teníamos planteado hasta el momento. Todo aquello que teníamos asumido vuelve a transformarse sin que apenas nos demos cuenta y lo que entonces nos hacía huir ahora lo abrazamos con fuerza y viceversa. Todo un carrusel de emociones del que cuesta desengancharse. 

Por suerte, siempre hay tendencias que permanecen inamovibles al paso del tiempo. Recursos estilísticos, en este caso del territorio beauty, que siguiendo el símil con la moda podríamos calificar como básicos del armario porque son a esos a los que siempre acudimos cuando necesitamos movernos sobre seguro. 

La principal diferencia con la moda es que en este caso son unos concretos los establecidos sino que varían en función de los gustos de cada uno. Porque, aunque tú seas de las que no sale de casa sin corrector de ojeras, seguro que tu amiga es la que no puede vivir sin máscara de pestañas y a tu hermana no la recuerdas sin llevar los labios pintados. Aun así, hemos tratado de recopilar aquellas tendencias de belleza de las que debes echar mano cuando no quieres fallar. 

Una de las tendencias infalibles es la de las pestañas de muñeca porque agrandarán tus ojos de una manera increíble. Un poco de máscara ayudará a darlas volumen y agruparlas para conseguir que la mirada sea la gran protagonista. Prueba también con las sombras pastel coloreando tus párpados de tonalidades suaves desde el lagrimal hasta el final de la ceja. Infalible. 

Otro ejemplo, los labios rojos. Solo necesitarás encontrar el rouge perfecto para tu tono de piel y ¡a triunfar! Y no te olvides de que el rubor debe notarse para aportar al rostro el toque dulce que necesita marcando el colorete. 

En cuestión de peinados la cosa cambia, aquí déjate llevar por la naturalidad o, por el contrario, por opciones pulidas que sean pura sofisticación en la que la clave está en controlar el encrespamiento. También puedes probar por el efecto mojado, una tendencia que es rompedora y puedes conseguir con un gel fijador que repartas bien por todo el cabello para que no quede apelmazado.

Por último, lo más atrevido que siempre funciona, el tupé en clave rockera. Si tu melena es larga y lacia, ni lo dudes. 

Continúa leyendo